sábado, 11 de marzo de 2017

Nueva York II: comer, salir, visitar

Como una sola entrada no alcanza para Nueva York (y eso que comprimí todo muchísimo en la anterior) dedico esta a las comidas, las salidas, los paseos que no llegué a comentar.

Comer
Obviamente en Nueva York hay una variedad infinita de comidas tanto por el tipo como por el precio. A mí me gusta la comida "yanqui" típica: pancakes, bacon, bagels, hamburguesas, etc. y la verdad es que es toda bastante engordante pero tenía ganas de probar todo eso y no voy a pedir disculpas.
Acá va lo que más me gustó, por el plato en sí y por el lugar.

Bubby's High Line
Fuimos para un brunch después de haber recorrido el High Line. Los biscuits son al especialidad y con razón porque son increíbles. Nosotras compartimos unos biscuits con salmón ahumado y huevos benedictinos increíbles! Además el lugar es relajado y muy agradable.

Chelsea Market
Dentro del mercado hay muchísimos locales gastronómicos, algunos tipo mercado con unas pocas banquetas para comer al paso, otros para llevar y otros tipo restaurante. Hay un par especializados en pescado ideales para comer langosta (exquisita y muy cara) o sushi.
 

Katz's Deli
El pastrami (pastrón) es un plato bien neoyorquino y Katz's es el lugar más turístico, sobre todo porque allí se filmó la famosa escena de Meg Ryan fingiendo un orgasmo en Cuando Harry conoció a Sally así que hacía allá fuimos.
El lugar es un caos y eso fue para mí lo mejor. Está lleno de gente, las mesas están pegadas, hay ruido todo el tiempo y no se entiende muy bien como ordenar pero siempre hay algún latino del otro lado del mostrador que nos saca de apuro. El pastrami es rico aunque luego probamos otro que era aún mejor.
Está en una zona sin atractivos turísticos así que hay que ir casi especialmente pero vale la pena la experiencia.

Encontramos este lugarcito buscando algo sencillo y barato para comer en el Upper East Side, yo lo había marcado en el mapa gracias a una recomendación de las guías De Dios. 
Resultó un éxito. Por recomendación del mozo (latino) comimos un sandwich de pastrami y brisket (no sé cuál es el equivalente de este corte en Argentina pero es riquísimo) y una croqueta de verduras. 
Exquisito!

Mighty Queens BBQ
Este lo encontramos mientas buscábamos un local de ramen que una de mis amigas había visitado en un viaje anterior y fue otro golazo. Está en la zona de la Universidad de NY, un barrio lindo y muy vivo.
Sirven sólo carnes ahumadas y papas fritas. Ambas cosas son una absoluta delicia. Nosotras comimos cerdo con barbacoa y briscket con coleslaw, pepinitos y cebollas.


Salir
No salimos demasiado en parte porque estábamos cansadas, ya llevábamos 20 días de viaje a un ritmo muy intenso, y en parte porque el estar alojadas en Brooklyn dejábamos Manhattan más temprano, pero igual aprovechamos algunas noches.

The Blue Note
Nunca nos pusimos de acuerdo en qué obra de Broadway ir a ver pero sí coincidimos en querer visitar este clásico del jazz y fue una gran experiencia. El lugar es como de película y la música increíble. No recuerdo el nombre del artista pero en realidad no importa, todos los que tocan ahí son buenos.

Ladurée
Nuestra intención era tomar un trago en algún rooftop bar del Soho pero era viernes y había que reservar. Caminando por ahí encontramos el local de Ladurée que nos atrajo sobre todo por su hermoso patio. No es barato pero los tragos son exquisitos y el ambiente muy Sex and the city.

North River Lobster Company Boat
Otra buena opción para la noche es este barco-restaurante-bar que hace un recorrido por el río Hudson desde la calle 42, donde está el muelle, hacia el norte. Va y vuelve cada tantos minutos y uno puede dar las vueltas que quiera. Lo mejor es que sólo se paga lo que se consume.

Visitar
Como conté en la entrada anterior, esta vez sólo visité un museo y casi ninguno de los típicos lugares turísticos pero aún recuerdo mi viaje anterior a la ciudad y por eso me animo a recomendar algunos imperdibles que hay que visitar al menos una vez. 
Las fotos de esta sección no son mías porque las que saqué de estos lugares están en papel! 

Uno de los mayores y mejores museos del mundo. Del estilo del Louvre o el British, es fascinante, interminable y agotador pero hay que ir sí o sí. Tienen una extensión al norte de Manhattan que se llama The Cloisters que vale visitar si les sobra tiempo. 

Casi el mejor mirador de la ciudad y digo casi porque -obviamente- desde ahí no se puede ver uno de los edificios más bellos: el Empire State! La vista es fabulosa y uno se siente como una película, especialmente aquellos que amamos Algo para recordar y Sintonía de amor. No hace falta decir más.
Recomiendo ir al atardecer para ver como se esconde el sol y se enciende la ciudad. 

Aunque lo recomiendo como imperdible la verdad es que yo todavía no fui! Increíblemente en mis dos visitas las veces que quise ir estaba cerrado por el armado de una nueva exposición. A mi me atrae más por el edificio que por el contenido, es una de las grandes obras del gran Frank Lloyd Wright. 

Crucero panorámico
Hay varias compañías para elegir que hacen el recorrido hacia el sur para ver el mejor perfil de la ciudad y navegar, por ej., debajo del Puente de Brooklyn. Cuando visité NYC en 2001 ahí se levantaban orgullosas las Torres Gemelas. 

El más famoso de todos y tal vez el más lindo. Esta vez lo volví a cruzar pero no pude explayarme en la entrada anterior. Es un hermoso paseo porque el puente es fabuloso, las vistas aún mejores y la llegada a Brooklyn se hace por el hoy famoso DUMBO, un barrio muy cool que se puso de moda en los últimos años y tiene un parque divino para ver el mejor perfil de Manhattan. 

New York Pass y New York CityPass
Estos pases de descuento ofrecen las principales atracciones incluidas en la tarifa que se pueden visitar en un determinado número de días. En general conviene si se van a visitar más de 6 o 7 atracciones porque cada entrada cuesta unos 20 o 25 dólares y este pase está en 125 más o menos.
Yo lo usé la primera vez pero no en este viaje porque no tenía intención de ir a muchos museos.


Con esto termino el relato de mi viaje por Nueva York y por Estados Unidos, una ciudad y un país a los que seguramente volveré.
Próximamente mis aventuras por Medio Oriente (Dubai, Jordania y Egipto) y por Australia y Singapur.


Mar muerto

La segunda parada de nuestro viaje por Oriente Medio fue Jordania, un país con una riquísima historia y dos atracciones impresionantes: el ...